Conserva el sabor y nutrientes de las acelgas al congelarlas

Las acelgas son una verdura muy saludable y versátil en la cocina. Sin embargo, a veces compramos más de lo que necesitamos y no queremos que se echen a perder. La solución es congelarlas para conservar su sabor y nutrientes por más tiempo.

¿Cómo congelar acelgas?

Primero, lava bien las acelgas y córtalas en trozos del tamaño que prefieras. Luego, blanquéalas sumergiéndolas en agua hirviendo durante 2-3 minutos y luego en agua fría para detener la cocción. Escúrrelas bien y colócalas en bolsas de congelación, asegurándote de sacar todo el aire antes de cerrarlas. Etiqueta las bolsas con la fecha y guárdalas en el congelador.

¿Cómo utilizar las acelgas congeladas?

Para utilizar las acelgas congeladas, simplemente sácalas del congelador y déjalas descongelar en el refrigerador durante unas horas. Luego, utilízalas en tus recetas favoritas como si fueran frescas. Las acelgas congeladas son ideales para sopas, guisos, salteados y mucho más.

En resumen, congelar acelgas es una excelente manera de conservar su sabor y nutrientes por más tiempo. Sigue estos sencillos pasos y disfruta de esta deliciosa verdura en cualquier momento del año.

Palabras clave: congelar acelgas, conservar sabor, conservar nutrientes, verduras congeladas

Relacionado:  Consejos para añadir exquisitez a tu vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio