A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

Sin título. Viviana Liptzis

No encontré un título para este post. Uno lo suficientemente expresivo, abarcativo, estruendoso.

imagesCon el hashtag #NiUnaMenos se inició una campaña en Twitter que se extendió luego a otras redes y medios. El objetivo: pedir medidas de emergencia a quienes, mirando para otro lado, naturalizan que una mujer, solo por el hecho de ser mujer, sea asesinada cada 30 hs en Argentina, generalmente por su pareja o expareja. Por supuesto, much@s no dudaron en sacarse la simpática foto con el cartel. Por eso la campaña ahora es #DeLaFotoALaFirma. En casi todo el país se marchará el 3 de junio para ver si alguien decide hacer algo…

En este contexto, Mirta Legrand no se priva de preguntarle a una invitada víctima de violencia de género: ¿y vos qué hacías para que te pegara?

Pero la cultura del patriarcado no termina ahí, lamentablemente.

Dos jueces de casación llamados Piombo y Sal LLargués redujeron la pena a un violador de un nene de 6 años. El argumento? El nene había sido violado antes por su padre y tiene “orientación homosexual”. Entonces esto no era “gravemente ultrajante”. Violador de niño de 6 años tiene 3 años de prisión. Los mismos jueces habían reducido ya la pena de un pastor que violó a dos adolescentes de 14 y 16 años aduciendo que en esas clases sociales (es decir, entre los pobres) tener relaciones sexuales antes es común.

Además hay una jueza de familia, juzgado de San Isidro. Su apellido es Bárcenas. Le dio la tenencia de 2 niños a su padre y su abuela, asesino de su madre e instigadora respectivamente. Ambos con prisión domiciliaria. Los abuelos maternos piden la tenencia hace 7 años. Solo pueden verlos cada 15 días.

Y como si esto fuera poco una mujer, Andrea Vázquez, denuncia a su marido por violencia y abuso. Él tipo en cuestión es poderoso. La jueza Estela Morano le saca los niños y se los da al padre. No puede verlos. La semana pasada le conceden una hora para que festeje el cumpleaños de uno de ellos en el juzgado. Cuando ella llega, se encuentra con una custodia de infantería!! No hay remate acá.

Hasta aquí lo espectacular, lo que sale en los diarios (a veces). Por debajo, otras situaciones: acoso callejero, puestos mal pagos, violencia psicológica.

A quien me pregunte por qué soy feminista, solo puedo responderle: ¿Cómo podría no serlo??

 

Leave a Reply