A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

¿Y qué queremos las mujeres? Viviana Liptzis

1932_mujerA propósito de un nuevo 8 de marzo y la renovación anual de “felicidades”, propongo otra mirada. Para nada intento un listado exhaustivo ni ordenado por prioridades. Mas bien una lluvia de cuestiones que, no por repetidas, han sido resueltas. Habrá (ojalá) tantos deseos como personas (que las mujeres somos personas también, aunque muchxs no quieran creerlo). Solo algunas cosas básicas:

  • Queremos ganar el mismo sueldo por la misma tarea. No un 35% menos como muestran las estadísticas.
  • Queremos compartir la responsabilidad de la casa y los niños, si es que existen ambas cuestiones. No que nuestra jornada dure horas extras (ver informes locales e internacionales) y de vez en cuando que alguien nos “ayude” o nos haga un favor.
  • Queremos decidir sobre nuestro cuerpo, no que otrxs decidan por nosotras.
  • Queremos dejar de ser colas y lolas en las publicidades, tapas de diarios y revistas. También queremos desinfectantes y jabones para el lavarropas mostrando varones en la tarea, cosa que podría servir de ejemplo…
  • Queremos que se revise la historia y se enseñe desde la escuela nuestra participación en lo que sea que se haya creado (o destruido).
  • Queremos que la violencia contra las mujeres y niñas se termine. No somos propiedad de nadie.
  • Queremos que se termine el tráfico con fines de prostitución. Sin clientes no hay trata.
  • Queremos que expresiones como “corres como una nenita” o “lloras como una nenita” dejen de ser un modo de insulto o maltrato.
  • Queremos salir tranquilas a la calle y vestirnos como se nos ocurre sin que eso signifique una invitación a nada.
  • Queremos ocupar puestos de poder, en la política, en las ciencias, en el arte sin que el comentario de lxs periodistas tenga que ver con el vestido que nos pusimos para la ocasión o cuántos gramos hemos sumado o perdido.
  • Queremos que dejen de lado la mentira de “si no se ubican en mas lugares de poder es porque no quieren” mientras se ocupan de poner todos los obstáculos posibles.
  • Queremos que, de una vez por todas, entiendan que feminismo no es el extremo contrario del machismo ya que las feministas no buscamos oprimir a nadie. Y si ya lo entendieron, que lo respeten, y si ya lo respetan que lo compartan. Igualdad de derechos y oportunidades. No mas violencia. Reconocimiento y respeto.

Para terminar un párrafo corto y contundente de Coral Herrera Gómez:

“El feminismo no quiere imponer un matriarcado basado en la violencia contra el hombre, como ha sido el patriarcado hasta ahora. No desea dejarlos sin voto, ni violarlos en las guerras, ni mutilar sus genitales en pro de una tradición cultural, ni confinarlos en el ámbito doméstico, ni quiere matarlos por adulterio. El feminismo no pretende que los hombres sean propiedad de sus madres y luego de sus mujeres, ni desea que los hombres cobren salarios más reducidos, ni tampoco querría desterrarlos de las cúpulas de poder mediático, empresarial y político. No quiere traficar con cuerpos masculinos para el disfrute de los femeninos, ni desea que los niños varones estén desnutridos o abandonados en orfanatos, ni, por supuesto, promovería su marginación social o económica. Tampoco vetaría que los niños varones pudiesen ir a la escuela, ni les prohibirían el acceso a la sanidad y la Universidad. Comprendan que eso es una locura…”

Leave a Reply