A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

Confusiones. Viviana Liptzis

justicia-cabreada001A veces me gustaría saber cómo fue que empezamos a llamar “la justicia” al Poder Judicial. Mientras que la primera es un concepto abstracto, el segundo es un conjunto de personas y mecanismos. Personas a las que gusta mas o menos el poder, personas mas o menos honestas, personas que fallan (de fallos y de errores).

Y como en todos lados, hay gente que no debería estar allí por incompetente, por mala persona o por ambas.

Hay además un sistema patriarcal que toma decisiones como se le canta, la mayoría de las veces en perjuicio de las mujeres. Y si de violencia se trata, solo basta leer y buscar algunas estadísticas.

Para ejemplo baste un doloroso botón: los femicidas no pierden la patria potestad. Eso quiere decir que, aunque hayan golpeado y asesinado a la madre, pueden conservar o reclamar la tenencia de sus hij@s. Y créase o no, hay personas que la otorgan (aunque pueden no hacerlo).

Hay una jueza en Buenos Aires. Se llama Elena Barcena. Hace pocos días concedió prisión domiciliaria a un femicida, José Arce, condenado a cadena perpetua por asesinar a quien era su mujer y con quien tenía dos hijos. Junto a él, su madre también condenada por instigadora y en la misma condición. La jueza en cuestión omitió avisar de la medida a la familia de la asesinada que reclama desde hace 7 años la custodia de los niños y espera que un juzgado de San Isidro se decida de una vez por todas.

Conclusión: los niños viven con los asesinos de su madre.

Justicia? No. Personas, leyes y mecanismos de porquería.

 

Leave a Reply