A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

Tres Mujeres Nobeles


3 mujeres ganaron el Nobel de la Paz esta mañana, en dos países y con algunas otras diferencias entre ellas: Tawakkol Karman, 32 años, estaba en una carpa en una plaza de Yemen cuando llegó la noticia. Ella ha estado organizando allí protestas públicas durante las cuales fue arrestada y amenazada por el presidente Saleh. (“Controlá a tu hermana” dijo Saleh a su hermano Tariq, “cualquiera que me desobedezca, muere”). Ellen Johnson Sirleaf, 72 años, es la presidenta de su país, Liberia (y la primera mujer en ocupar este cargo en Africa) y está a punto de ser reelgida en los próximos días. Llegó a la presidencia en medio de las consecuencias de una guerra civil que la tercera ganadora, Leymah Gbowee, ayudó a terminar organizando mujeres para decir que NO a la lucha. Gbowee tiene 39 años.

Las 3 son destacables. Gbowee confrontó con señores de la guerra y organizó una famosa “huelga de sexo” si los hombres no dejaban de pelear.

Sus iniciativas se dan a distintos niveles. Por qué fueron agrupadas?

 

La respuesta más simple es que son mujeres que trabajan por la paz. Es suficiente?. En este caso puede ser, si es que una considera aquello que los Nobel tienen como idea respecto de las mujeres y lo que deben hacer con la guerra…

Y aún más importante, cómo esa idea cambió.

 

Uno de los primeros premios Nobel, fue en 1905, para la Baronesa Bertha Sophie Felicita von Suttner, née Countess Kinsky von Chinic und Tettau, una pacifista que fue amiga de Alfred Nobel y, durante un corto tiempo, su secretaria. En un banquete en su honor en Noruega Jorgen Gunnarsson Lovland, el presidente del Comité Nobel ofreció el siguiente brindis:

“Las mujeres han estimulado las ideas de querra, la actitud hacia la vida y las causas por las cuales los hombres han luchado, por las que sus hijos han sido criados, y sobre las que han soñado… Las mujeres seguirán cooperando para dar a los hombres mejores ideales y a sus hijos sueños más nobles”

En otras palabras, las mujeres tienen un rol que pueden cumplir sin salir de sus casas! Y sin necesidad de otros títulos más que los de “esposa y madre”.

 

Otro modelo de mujer como pacifista puede encontrarse en el premio de 1976, compartido también por dos irlandesas: Mairead Corrigan y Betty Williams. Corrigan con 32 años, fue la persona más joven que haya recibido el premio y Williams, que tenía 33, la tercera más joven (entre ellas estuvo Rigoberta Menchu).

Ellas comenzaron su movimiento por la paz luego que en Belfast, un automóvil disparara dejando a una madre herida y a sus 3 hijos muertos.

En su discurso, Williams, hizo notar que fue siendo “ama de casa”, es decir, sin abandonar lo doméstico, que habían iniciado el movimiento.

 

Hoy, el comité Nobel, remarcó una idea diferente: en su comunicado de prensa dijeron que el premio había sido otorgado a Karman, Johnson Sirleaf y Gbowee:

“Por su lucha no-violenta por la seguridad y los derechos de las mujeres a participar totalmente en la construcción de la paz”.

En qué difiere esto de lo anterior? En que supone ciudadanía, que incluye la familia pero también la esfera civil y la vida política.

Asegurar que las mujeres puedan participar íntegramente en política como una profesión, sin impedimentos legales, guerras o costumbres, no garantiza la paz excepto en el sentido de que la negación de esos derechos es en sí misma una forma de violencia.

 

Una nota de color: pocas horas después de conocido el premio, el presidente Saleh de Yemen se felicitó a sí mismo. “este Premio Nobel debe atribuirse a este hombre, a mi, el hombre de la paz y la unidad: Ali Abdullah Saleh, presidente de Yemen”.

 

Fuente: The New Yorker.

 

3 comments to Tres Mujeres Nobeles

  • Francis Mateu

    Hay una cosa fundamental en las mujeres y es la cuasi unanimidad en la no violencia.
    !!Con lo que cuesta hacer un hombre ó una mujer!!!
    ¿Como es posible que se pierda una vida con esa facilidad que dan las armas?
    ¿Quien tiene el derecho a quitar, a tronchar una vida, a dejar de lado esos años de esfuerzo para que un recién nacido sea totalmente un adulto libre?
    Tardaremos, pero finalmente llegaremos todos, hombres y mujeres, a la misma idea sobre la no violencia.
    Y me parece divino el presidente Saleh de Yemen. Si chatito, monada, tu eres lo más grande del mundo mundial, pero una jovencita suave y fuerte, sin usar la violencia te ha pasado la mano por la cara.
    Mira que te digo!!! te tiro un zapato a la cabeza, que tu ya sabes lo que significa. No uno, los dos!!!

  • Creo como vos que, entre todas las cosas que las mujeres tenemos para aportarle al mundo, está la posibilidad de mirar-nos de otra manera. De nosotras depende dejar de educar hijos varones para la guerra!!

  • Francis Mateu

    Si, me parece fundamental educar a los hijos varones para la paz.
    Y aun mas fundamental reconocer que tenemos el poder y la sabiduria necesarias para poder hacerlo.

Leave a Reply